Este parque natural de casi 200 hectáreas, con más de 3 Km de costa y deslindes naturales (Rio Arrayán, Rio Chacai, Estuario y Parque Nacional Alerce Andino), es un predio particular comprado por la familia Grünewald-Agüero el año 1951, los ancestros familiares (Villarroel) provienen de la zona de Llaguepe en el Estuario, por lo que la familia ha estado ligada a la comuna de Cochamó desde sus orígenes.

Concebida desde sus inicios por el abuelo Carlos Grünewald como emprendimiento turístico, se construyó la casa con maderas autóctonas del campo (Alerce, Canelo), con ayuda de los bisabuelos y gente local se terminó la casa por esos años. Completamente equipada para autosubsistencia, con extensos cultivos, e incluso con varias lanchas y veleros, los años de oro de Sotomó fueron a mediados del siglo XX.


Después de la muerte del abuelo Carlos, la abuela Isolina se fue a vivir a Puerto Montt junto con sus 9 hijos. El campo en Sotomó fue dejado con cuidadores por casi 3 décadas. Al final de los 80’s el campo queda deshabitado y es totalmente saqueado (la casa queda solo con la estructura), el robo de árboles del tramo costero seguiría hasta finales de los 90’s (de ahí proviene el nombre del mejor fondeadero marítimo del campo “puerto de los ladrones”).

Fue a partir del año 1999 que nuevamente se comienza a habitar el campo. Henrieta Grünewald y varios familiares comenzaron a acondicionar la casa y el campo, con mucho esfuerzo y trabajo finalmente comienza a vivir en el campo el año 2001. El año 2002 comienza el reacondicionamiento de la casa, queda habilitada con 4 habitaciones dobles y el verano del año 2004 se reciben los primeros turistas.


Después de ocho temporadas recibiendo turistas, lamentablemente, un trágico incendio ocurrido el 01 de Abril del año 2012, destruye en solo 30 minutos por completo la casa, afortunadamente no se registra ninguna víctima. Los más de 60 años de historia de la casa patronal se ven reducidos a cenizas. Desde ese momento, no se escatima ni en trabajo ni en dinero para volver a construir una casa que permita vivir cómodamente a propietarios y turistas. Es así como a finales del año 2015 se termina exitosamente la nueva casa, con cinco habitaciones, tres baños, living, cocina y comedor, aislada completamente y con materiales más ecológicos, lo que permite un ahorro en energía y genera las condiciones ideales para acoger a los huéspedes.


Luego de 11 años de continuo crecimiento en número de turistas recibidos, un gran esfuerzo por parte de muchos familiares para habilitar el campo y principalmente las termas, el proyecto turístico familiar se consolida. Se han ganado diversos proyectos a través de este tiempo, entre los cuales podemos destacar: Habilitación del refugio en las termas (Financiado 50% fondos privados y 50% Municipalidad de Cochamó); Sendero casa – termas (Financiado 100% por el Ministerio de Medioambiente). Además, se protege gran parte del campo con los derechos de agua del Rio Arrayán (Res. 358, 18/08/2004), Concesión Marítima en el sector de las Termas (Dec. 346, 01/06/2012), y se forma parte de diversas asociaciones privadas y públicas (ASI conserva Chile, Turismo Termal, Turismo Cochamó, entre otras). Es importante señalar que se han realizado una serie de tesis profesionales turísticas en el campo, como también se ha colaborado con tesis para diversas universidades nacionales.